María. Implantes dentales a los 96 años de edad.

Publicado por: el Jun 17, 2011 | 10 comentarios

Los implantes dentales hacen que la prolongación de la esperanza de vida adquiera un nuevo sentido. Los años que hemos ganado pueden ser vividos de una forma diferente.

María constituye un caso excepcional y, sin duda, es el mejor ejemplo de los nuevos límites que abre la práctica responsable de la implantología avanzada.

Un caso único en el mundo, que abre nuevos horizontes a miles de personas. El Registro Nacional de Centenarios de España (RENACE) que nace bajo el auspicio de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) nos informa de que en España hay más de 10.000 centenarios (en una proporción de dos mujeres por cada hombre) y aproximadamente la mitad de ellos gozan de buena salud y son independientes. Y muchas personas en torno a esa edad se plantean todas las mejoras que sean sensatamente posibles.

María demuestra a personas que podrían ser sus hijos, con alrededor de 80 años, que no son mayores para obtener, sin apenas contrapartidas, una mejoría fundamental en su calidad de vida

La importancia del caso de María es que demuestra a personas que podrían ser sus hijos, con alrededor de 80 años, que no son mayores para obtener, sin apenas contrapartidas, una mejoría fundamental en su calidad de vida. Millones de personas mayores de 70 años se plantean su edad como una barrera para ello. Pero con profesionales médicos suficientemente cualificados, los avances del siglo XXI lo hacen posible.

En el caso de nuestra querida María, los implantes dentales le fueron colocados con 96 años, y hoy está cerca de los 98 años. En ningún momento ha tenido problemas con ellos. Según nos ha manifestado, es lo más importante que ha realizado para sí misma en las últimas décadas. Todos esperamos que siga acompañándonos durante muchísimos años. Aparte de querida, es un ejemplo envidiable para todo nuestro equipo.

María es el mejor ejemplo de los nuevos límites que abre la práctica responsable de la implantología dental avanzada

Es necesario escuchar con mucha atención a todos los protagonistas. Era necesario que no sólo la paciente nos contase su experiencia y los cambios ocurridos en su vida, sino que su entorno familiar nos explicase también las importantes mejoras indirectas que esto ha tenido para ellos.

Cuando decimos que hemos colocado una dentadura fija sobre implantes dentales a una persona al límite de los 100 años, la primera reacción es de incredulidad. Surge la duda acerca de la conveniencia de colocar implantes dentales a una persona de tan avanzada edad. Una vez más, la prolongada experiencia juega un papel fundamental, es lo único que puede ofrecer unos resultados predecibles. Las técnicas de cirugía minimamente invasiva hacen que el trauma quirúrgico sea mínimo. Observemos en el vídeo a María a las 24 horas de la operación. No sólo no tiene inflamación, sino que se encuentra con un excelente humor.