Reconstrucción facial tras heridas en la guerra Irán – Irak

Publicado por: el Oct 23, 2012 | Sin comentarios

Reconstrucción facial tras heridas en la guerra Irán - Irak

La guerra Iran-Irak tuvo lugar entre 1980 y 1988. El resultado fue de más de un millón de muertos e innumerables heridos.

Absurda como todas, terminó sin un claro vencedor. El conflicto, de una dureza increíble, es comparado con la Primera Guerra Mundial.

Faramarz, coronel del ejército iraní, se encuentra en un duro combato al frente de sus tropas. De repente, un proyectil estalla cerca de él. Pierde el conocimiento, está gravemente herido. Pero afortunadamente, vivo.

Logran llevarlo a un hospital. La parte derecha de su rostro sufre graves daños. En Irán hacen todo lo posible por solucionar las secuelas de sus heridas. Pero es un caso muy complejo. Inicia un largo peregrinaje para encontrar alguien que pueda reconstruir su rostro. Líbano…. Alemania…. Estados Unidos de America…. Brasil. Pero más de 20 intervenciones quirúrgicas durante varios años no logran mejorar las terribles secuelas de su rostro, solo una decepción tras otra, … y su aspecto incluso ha empeorado.

Finalmente, acude a nuestra Clínica, en Tenerife.

Pese a nuestra amplia experiencia en cirugía reconstructiva, entendimos que su solución no era quirúrgica. El fracaso de prestigiosos cirujanos de todo el mundo exigía un replanteamiento del caso y hacer algo diferente.

De una forma sencilla, sus problemas faciales son solucionados. Entendemos que esto suene extraño, pero escuchemos a Faramarz, y veamos su caso.

Numerosos fracasos quirúrgicos previos en el caso de Faramar exigen un planteamiento completamente diferente de su caso. Descartamos un nuevo injerto quirúrgico. Mediante la infiltración de ácido hialurónico de alta densidad fueron restaurados de forma satisfactoria los contornos de su rostro.