La complejidad en la colocación de implantes dentales

Publicado por: el Ago 8, 2013 | 2 comentarios

complejidad implantes

Para entender la complejidad en la colocación de un implante dental, podemos compararlo con la creación de un edificio.

 

La estructura que se eleva sobre el terreno sería el equivalente a la corona del diente. La parte que no vemos por estar enterrada en el terreno, los cimientos, sería el equivalente al implante dental. Sin estos cimientos el edificio no podría sostenerse.

Colocar adecuadamente unos cimientos exige un cuidadoso estudio del terreno, que puede ser de diferentes consistencias.

A veces rocoso. En otras ocasiones arenoso.

Asimismo el hueso donde colocaremos el implante dental puede tener diferentes densidades. A veces muy denso, lo cual no es favorable ya que tiene un menor número de células vitales, encargadas de establecer los sólidos puentes óseos. Y a veces de una densidad muy escasa, también con escaso número de estas necesarias células vitales.

Determinar esta calidad ósea puede realizarse habitualmente con ayuda de un estudio radiológico, teniendo además en cuenta factores como la edad y el sexo.

En algunas ocasiones, es preciso realizar un scanner. Afortunadamente pocas, ya que este supone una gran agresión física para el organismo. Basado en estos datos, donde tiene gran importancia la experiencia, se decide la colocación del implante adecuado, tanto en diseño, como en longitud y grosor.

¿Qué ocurre cuando deseamos edificar en edificio en un determinado punto y existe un fallo en el terreno? Podemos crear complicados sistemas de cimentación inclinados, evitando esa zona.

Pero lo más lógico es nivelar el terreno, realizar un relleno de una solidez suficiente y a continuación, construir los cimientos del futuro edificio.

En implantología nos planteamos un problema similar en muchos casos. Si existe una falta de hueso en el punto idóneo para la colocación de un implante, podemos rellenarlo de injerto de hueso, compensando así esta pérdida. En un breve plazo los elementos restauradores del organismo se encargarán de formar un hueso de densidad similar o superior al del hueso circundante. Esto va a permitir colocar los implantes dentales con una gran precisión, en el lugar adecuado y con la angulación debida, algo clave para su permanencia prolongada.

Tengamos en cuenta que la colocación de unos cimientos sólidos y eficaces es fundamental para el sostén del edificio. Si esto falla, todo se viene abajo, independientemente de la belleza del edificio construido.

Por ello en nuestra clínica nos hemos especializado en la colocación de bases sólidas que eviten problemas futuros, y practicamente en cualquier caso. Esta tarea no es fácil, colocar implantes dentales con garantía, con responsabilidad, lleva aparejado una prolongada formación y años de experiencia.

Científicamente esto se conoce como curva de aprendizaje, una relación entre casos realizados y tasa de éxito, que es muy prolongada en el caso de los implantes dentales complejos.

Confiamos tanto en la durabilidad de nuestros tratamientos que podemos ofrecerle un compromiso especial sin límite de tiempo.

complejidad implantes play