Magdalena, implantes dentales tras radioterapia oral

Publicado por: el Sep 20, 2013 | Un comentario

 

Tras recibir radioterapia en la cavidad bucal, le fueron colocados implantes dentales superiores e inferiores.

Magdalena es un gran ejemplo de coraje. Ahora lleva 7 años con ellos y sin problemas, ya que la grabación fue hecha hace 3 años.

Hace 10 años notó que tenía una úlcera en el paladar, que resultó ser un tumor maligno. En primer término le fue administrada radioterapia. Pero 3 meses más tarde fue evidente que esta no había sido efectiva.

La única solución era la resección quirúrgica de la lesión pero, al tener que realizar la intervención en un territorio radiado, el riesgo era muy elevado.

Sin embargo todo fue bien, y se recuperó por completo. Quedaba como secuela más importante una boca seca por la falta de saliva (xerostomía), secuela inevitable de la radioterapia sobre las glándulas salivares. Asimismo esta provoca una gran debilidad de los tejidos de la boca, tanto mucosa como hueso. Sumado esto a la circunstancia de tratarse de una mujer de edad avanzada, con importante osteoporosis, lo que implicó el empleo de injerto de hueso en la colocación de los implantes dentales.

En estos casos el riesgo de la colocación de implantes dentales es muy elevado. Es preciso que sea realizado con gran precisión, por profesionales con mucha experiencia. Y, por supuesto, en un ambiente estrictamente quirúrgico, el mínimo fallo en la esterilidad puede causar graves problemas.

Una de las razones por la que es importante poner implantes dentales en estos casos es evitar la fricción de una prótesis removible sobre una mucosa débil y con xerostomía, lo que aumentaría el riesgo de una nuevo tumor epitelial en la boca.

De hecho, aun con estas precauciones ha tenido recientemente un nuevo episodio tumoral, 10 años después del primero, que afortunadamente se ha resuelto sin problemas.

Pero como vemos en este caso, puede ser realizado con garantías plenas de éxito y con una permanencia en boca indefinida.