“Doctor, ¿por qué me sangran las encías?”

Publicado por: el Feb 26, 2014 | Un comentario

encias_a

Una preocupación frecuente de los pacientes que acuden a una consulta dental es el sangrado de encías.

Es importante saber que, en la mayoría de las ocasiones, el sangrado es la forma en que nuestra encía responde a la presencia de forma prolongada de placa bacteriana.

Por lo tanto, cuando espontáneamente o al cepillarnos notamos sangrado, esto no es un  hecho fisiológico normal, sino un signo anómalo que indica el desarrollo de una gingivitis.

rec03La gingivitis es una inflamación de la encía que puede estar producida por muchas causas, pero la más importante es la debida a los microorganismos presentes en la placa bacteriana. Los tejidos se inflaman y la manera más sencilla de favorecer que éstos vuelvan a la normalidad es el cepillado. Con el cepillado se consigue la eliminación de las bacterias y las toxinas producidas por éstas que dan lugar a la respuesta inflamatoria y el sangrado.

Es habitual que al ver la sangre dejemos de cepillarnos, que es justo lo contrario de lo que debemos hacer. Al abandonar el cepillado, la situación empeora y la inflamación aumenta, pudiendo ocasionar complicaciones mayores

encias_cAl contrario de lo que creemos, el cepillado suave y mantenido hará desaparecer en unos días la inflamación y el sangrado en la mayoría de los casos. Si no es así, deberíamos consultar con un especialista por si fuera necesaria una limpieza bucal, la aplicación de colutorios antisépticos, la administración de antibióticos sistémicos o un estudio más detallado del caso que podría indicar otros tratamientos.

El cepillado no debe ser enérgico ya que se podrían producir lesiones en una encía blanda y sensible. La limpieza debe durar dos o tres minutos. Debe realizarse en todos los dientes y en todas sus caras, teniendo un especial cuidado en las zonas donde el diente está en contacto con la encía.

rec02Tras años de experiencia, en nuestra clínica aconsejamos a nuestros pacientes el cepillo dental vibratorio, que mediante sus vibraciones estimula las encías, manteniéndolas sanas. Además, proporciona un mayor efecto de arrastre que un cepillo dental manual, aumentando así la eficacia del cepillado.

Es importante tener una rutina en la realización del cepillado, empezando siempre por el mismo lado, recorriendo toda la arcada dentaria superior y después la inferior, por la cara interna, por la cara externa y por dónde masticamos, con el fin de no olvidar ninguna zona. Igualmente, se debe cepillar la superficie de la lengua con cuidado.

encias_bNo es necesario añadir mucha pasta de dientes en el cepillo. Lo importante es el masaje de las encías y el proceso de eliminación de la placa bacteriana. No obstante, la pasta de dientes es importante ya que aporta flúor que protege contra la caries.

La utilización de hilo dental ayuda a eliminar restos y placa en los espacios interdentales, donde no es posible acceder sólo con el cepillo.

Sin duda, un correcto cepillado dental es la principal herramienta para mantener  unas encías limpias, sanas y fuertes, y así evitar posibles problemas de salud bucodental. No obstante, cuando sea inevitable, los implantes dentales son un excelente recurso.